Taxistas se reunieron frente al Concejo en una actitud tomada como intimidatoria

Un grupo de al menos quince taxistas estacionó sus autos frente al Concejo Municipal sobre calle 1º de Mayo al 600 y permaneció así durante unos 20 minutos, sin levantar pasajeros y en silencio.

La  actitud fue tomada al menos como intimidatoria por parte de la concejala Fernanda Gigliani, quien junto a su par María Eugenia Schmuck pidió ayer a la Justicia que investigue una presunta mafia en la parada de la Terminal de Omnibus.

Gigliani y Schmuk presentaron una denuncia en Fiscalía para que se investigue si en la parada de Cafferata y Santa Fe funciona una mafia que copó ese lugar desde hace años. Las edilas ratificaron ayer que seguirán adelante con las denuncias.

El extraño incidente de esta mañana se produjo entre las 7.15 y las 7.35. Según los testigos, cinco de los de vehículos tenían las luces de los conos del techo encendidas y la denuncia ya se presentó en el Ente de la Movilidad.

“Uno no puede dejar de pensar en que fue algo extraño después de las dos semanas que se dieron en la ciudad, con distintos acontecimientos y con la denuncia que hicimos con la concejala Schmuck tocamos intereses. Hay un grupo minoritario que quiere mantener el status quo en torno a la Terminal, y que quiere tener sus privilegios en contra la normativa. Vamos a seguir trabajando y vamos a ir hasta el fondo para que esto sea un punto de inflexión y se termine este tema en la ciudad”, agregó Gigliani.

Sé el primero en dejar un comentario en "Taxistas se reunieron frente al Concejo en una actitud tomada como intimidatoria"

Dejar un comentario

Su email no será publicado.


*