Proponen una importante suba del impuesto inmobiliario

El gobierno provincial envió a la Legislatura un proyecto de ley tributaria que aumenta entre 25 por ciento y 30 por ciento el impuesto inmobiliario urbano y rural.

También se establece cambios en el impuesto a los ingresos brutos. En relación a este tributo, la mayoría de los contribuyentes experimentará una baja en la presión impositiva, aunque un puñado de grandes empresas pagará más.

Esto es así porque el gobierno provincial cumplirá a rajatabla con el acuerdo fiscal firmado con la Nación para armonizar la estructura tributaria. Paradójicamente, esto provocará en Santa Fe un aumento de la alícuota de Ingresos Brutos para un grupo de 42 grandes industrias que facturan anualmente más de 760 millones de pesos. Estas firmas hoy tributan el 0,5 por ciento y pasarán a pagar el 2 por ciento.

Así lo confirmó ayer el gobernador Miguel Lifschitz, quien aclaró que, más allá de este pequeño número de industrias, la gran mayoría de los contribuyentes, 12.752, verán reducida su presión tributaria. A otros 2.561 se les mantendrá la alícuota que tributa en la provincia pero observarán una reducción por la decisión de eliminar el concepto de extraña jurisdicción, el “extra” que se les cobra a las empresas que venden en Santa Fe pero no fabrican en este territorio.

El gobernador aclaró que la ley pyme aprobada en la provincia le garantiza estabilidad tributaria a más del 99 por ciento de las industrias. Eso es “un paraguas” para las pymes que, por las modificaciones, queden eventualmente enfrentadas a una mayor presión fiscal.

Aunque muchos empresarios hicieron lobby para que Santa Fe firmara el pacto fiscal, la realidad es que en muchos casos la provincia aplicaba una menor carga a los contribuyentes que las comprometidas en ese acuerdo. Así, la apuesta política le perjudicó el bolsillo a un grupo de grandes empresas industriales.

El acuerdo fiscal eliminó las llamadas aduanas interiores al establecer un esquema de unificación de las alícuotas de Ingresos Brutos para todo el país. En Santa Fe la alícuota que pagaban 424 grandes industrias de otras jurisdicciones, que abonaban una tasa de 4,50 por ciento cuando vendían en la provincia, la verán reducida a 2 por ciento en 2018.

El tema es que hay 42 contribuyentes con domicilio fiscal santafesino que actualmente pagan sólo 0,50 por ciento. En este caso se aplicará la alícuota de 2 por ciento “o la que garantice que no aumente la presión tributaria del impuesto a nivel agregado provincial”.

El gobernador explicó que el proyecto que envió a la Legislatura fue el resultado de las discusiones realizadas en la comisión de Análisis del Sistema Tributario de la provincia, del que participan distintas entidades.

Sé el primero en dejar un comentario en "Proponen una importante suba del impuesto inmobiliario"

Dejar un comentario

Su email no será publicado.


*